Feliz dia de la madre

Standard

Este es el primer día de la madre para los dos (sí, es una cosa compartida esto de las tareas de la maternidad y la paternidad, tanto que ahora que Vera tiene seis meses no sé dónde comienza una o la otra). Para nosotros todo este proceso ha sido el de descubrir en carne propia todos los rollos normativos que hay sobre el ser madre o padre (finalmente, títulos). Por ejemplo la última portada de la revista Time

La verdad como foto no me desagrada. El tema para mi es ese rollo normativo sobre el ser “mom enough”. Se mezclan y confunden varias cosas allí, entre evidencia científica y discursos morales. Por ejemplo, la OMS promueve la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, pero en ningún momento dice que quienes no la efectúan se convierten en malas madres y padres. De eso no se trata la ciencia. Aquí más bien tenemos esta situación estudiada y denunciada por Foucault del biopoder, de esa forma de hacer política que irrumpe en el cuerpo simbolizado y en las almas y que es mucho más fuerte aún que el ejercicio de la violencia sobre el cuerpo físico.

Y muchas de las discusiones que hay, sea cual fuere el lado, es sobre el “mom enough”. Que si le das de lactar hasta los tres, seis, doce o veinticuatro meses. Que si duerme o no en tu cama. Que si la vas a mal o bien acostumbrar. Que si duerme en silencio o está despierto tu hijo o hija hasta muy tarde. Que si no come en la noche. Sí, cada uno de nosotros padres/madres ha tenido que ir descubriendo ese universo llamado hijo/a. Y hemos tomado la decisión que hemos creído más conveniente para los tres (que es el nuestro).

Sí, quizá la decisión tiene sus contras. Quizá la ciencia nos diga “nos equivocamos allá por el 2012, porque no teníamos los instrumentos o hicimos las preguntas equivocadas”.

No es que no nos haya pasado antes como especie. Hemos sobrevivido, pese a todo.

Y como bien dice House, todos los padres y madres estropean a sus hijos. Y hay que vivir con ello.

Feliz día de la madre. Y también del padre, que no entiendo por qué son fechas distintas. Yo prefiero celebrarlo con Vera :)

Perútags:

Pensamientos Navideños 2011

Standard

Y llegamos a fin de año, en medio de turbulencias políticas y una final de un campeonato realmente deplorable.

No es que este cambio de gabinete sorprenda realmente. Es otra vez que las izquierdas tropiezan con la misma piedra. En fin. Es el cierre de una generación que se la jugó el todo por el todo por un último minuto de gloria.

Creo, como señaló el Mix Master Gerardo Lipe, que fácil lo que la izquierda necesita no es un partido, sino, quién sabe, un periódico. La política hoy por hoy se hace más en los kioskos y en las portadas de los diarios que en los grandes auditorios. Un periódico y una plataforma digital de noticias. Los medios influyen, ese es su objetivo. Son modeladores de ciudadanía. Veamos.

Uno de los temas que hemos insistido harto en este antiblog es el de la apuesta por lo público (diferenciado de lo estatal) y por lo ciudadano. Hay todavía una oportunidad en la actual gestión de Susana Villarán por insertar esos dos temas en la agenda. Pero es la propia municipalidad la que todavía no termina de creérsela. Ya pasó un año y el nivel de aprobación es lamentable. Y toda la señal es que va a sucumbir más en la idea de “recuperar sentido de autoridad” (lo cual no es malo de por sí), pero no tanto en abrir la ciudad al ciudadano (valga la redundancia).

Hemos ido dejando de escribir también temas de coyuntura política. Creo que hay otros muchos que hacen eso mejor. Pienso que se puede aportar más escribiendo sobre política desde el largo plazo, desde los temas de fondo, que sobre un día a día que termina generando más ruido. Sin embargo, hemos estado escribiendo más y más sobre cibercultura, que es el tema principal de este blog. Pienso ver si luego puedo sistematizar todo lo escrito y ver qué sucede.

Lo otro de este año es lo personal: El Huracán Vera o, como le llamo de cariño, mi pequeño observatorio antropológico. Cada semana por el lapso de un año estaré posteando un texto sobre los distintos temas y asuntos derivados de la paternidad. Qué fuerte esto de la paternidad. Espero luego recopilar todo lo que se escriba y leerlo de un tirón.

Y así, otro año.

Feliz navidad.

El Pensamiento García

Standard


Foto por Iamjunko. Algunos derechos reservados.

Se debería hacer una suerte de síntesis del pensamiento García. Una forma ideológica donde el mundo se divide entre exitosos y derrotados. En efecto, lo que se trata para García, a lo largo de sus numerosos discursos, el tema es pensar en grande. El que no lo hace es lo que el mismo García ha llamado un perro del hortelano: Alguien que no solamente es un derrotado como persona, sino que, según esa lógica quiere que todo el resto sea igualmente derrotado.

Es un embate ideológico donde resuena con fuerza la idea del emprendedor y no del ciudadano. No se trata de una sociedad de personas con deberes y derechos, sino más bien donde el éxito (y la movilidad social) es individual. Parte de ese discurso apareció en ciertos sectores en la segunda vuelta cuando se trató (inútilmente) de discutir la necesidad de derechos universales. ¿Por qué debo yo costear la educación del que no tiene?, decían algunos y algunas. Como si el otro se mereciera su pobreza.

obispo garcia

No ha faltado en estos cinco años de García una alusión permanente a los valores católicos. Casi como decir que el exitoso tiene que tener a Jesús de Nazareth en su corazón. En esa dicotomía de García, sumando a lo anterior, por un lado están los exitosos y bondadosos que ejercen la caridad (no se trata de pagar impuestos, sino de óbolos) y que además tienen a Jesús de Nazareth en su corazón, y por el otro los derrotados y derrotistas, los que se quejan de todo y que encima creen esas cosas como el cerro, el agua, etc.

“En tercer lugar derrotar las ideologías absurdas panteístas que creen que las paredes son dioses y el aire es dios. En fin, volver a esas formas primitivas de religiosidad donde se dice no toques ese cerro porque es un Apu y esta lleno del espíritu milenario no se que cosa.”

Claro, porque para García la imagen siguiente sí es intocable, pero no un cerro o una laguna.


(Ver la Carta abierta de Victor Vich al Ministro Juan Ossio)

Es claro también que esa división tiene una huella colonial muy fuerte. Se expresa también en las actitudes abiertamente racistas contra aquellos que piensan distinto porque “viven en zonas donde no hay mucho oxígeno” (Kuczysnski dixit) y que eso explicaría su salvajismo y actitudes irracionales. Una costa moderna y católica y por el otro lado una sierra arcaica y profana.

Esa es la masacota liberal peruana: Liberalismo económico pero conservadurismo político, social y cultural. Masacota ideológica que se ubicó en las últimas elecciones alrededor de la candidata Fujimori.

Por suerte quedan pocas semanas para que García se vaya.

Para mala suerte, este pensamiento va a tener mucha fuerza todavía en el estado peruano.

Perútags:

Yo voto por Ollanta Humala

Standard

Voto por Ollanta Humala sin culpa. No creo en esto de las culpas o de taparse la nariz. Considero que en estos últimos diez años se hiz muy poco por afianzar la débil institucionalidad peruana, por construir partidos serios, democráticos, con una mirada que escape el corto plazo. Considero también que hay responsabilidades tanto en la derecha como en la izquierda. La izquierda que sistemáticamente subestimó al fujimorismo, contentándose con espacios ciudadanos ganados, mientras el partido de la DINOES silenciosamente hizo un sostenido trabajo de bases. La misma izquierda (salvo excepciones) que metió en el mismo saco a todos los que no votamos por Ollanta Humala en primera vuelta, tachándonos sin mayores argumentos de neoliberales o derechistas, cuando siempre se dijo que la principal contradicción era el fujimorismo y todo lo que eso significa.


Keiko Fujimori con su padre, celebrando su tercer mandato. Foto: Caretas.

La derecha (salvo excepciones) ha alimentado un permanente miedo con respecto a la izquierda en todas sus dimensiones. Allí está la campaña de miedo que se hizo el año pasado contra Susana Villarán. No sé si alguien lo ha dicho, y seguro que es así, pero a la derecha no le importa la compañía de los sectores más conservadores de este país, militares y curas del Opus Dei. Tanto a la izquierda como a la derecha no les importó en estos años el fortalecimiento de las instituciones, del congreso (¿recuerdan todo el tiempo el discurso del “que se vayan todos”?), etc.

Así llegamos a una segunda vuelta donde hay básicamente tres opciones (incluyendo el legítimo voto nulo). Y en ese contexto, yo voto por Ollanta Humala.

Y voto por él, porque en una lógica del mal menor, considero que hay crímenes que se cometieron en los últimos treinta años que no van a investigarse con Keiko Fujimori. He allí, los 283 500 mujeres que fueron brutalmente esterilizadas sin su consentimiento durante el gobierno de su padre, bajo la atención de los señores Marino Costa y Aguinaga, hoy parte de su equipo técnico. ¿Será posible que los investiguen? No. Jamás. Tenemos instituciones tan débiles que es demasiado fácil presionar sobre el Poder Judicial, la Fiscalía o los medios de comunicación. Lo que hoy estamos viendo en la televisión (especialmente los que se encuentran bajo el Grupo El Comercio) es solamente un adelanto. Un trailer digno de Wes Craven.

También están los centenares juicios contra militares por crímenes de lesa humanidad, aún no resueltos por el Poder Judicial, debido entre otras cosas a la falta de apoyo de los sucesivos gobiernos que sistemáticamente han negado acceso a información clave para esclarecer los hechos. Y he allí que tenemos a Rafael Rey, que ha dicho abiertamente que seguirá abogando por esos militares desde el gobierno. No esperemos posibilidad alguna de investigación independiente.

Rey y Martha Chávez son además representantes del grupo religioso Opus Dei, opuesto totalmente a políticas de acceso a información segura sobre sexualidad. En distintos centros poblados rurales donde el Opus Dei tiene presencia, sus curas hacen campaña contra el uso de preservativos y apelan al “método del ritmo” como modo de planificación familiar. “Ritmo” y esterilizaciones masivas. Nunca la posibilidad de acceder a información para que las mujeres decidan.

El Sistema de Inteligencia cumplió un papel nefasto durante el fujimorismo. Allí está todo lo que hizo Montesinos, en primera fila. Sin embargo, el asunto es aún más terrible. Los sistemas de Inteligencia, históricamente, se han dedicado a obtener información por medios muchas veces fuera de la ley. Es por ello que esa información no puede ser utilizada jamás en un juicio. Es por ello también que a los sistemas de inteligencia siempre hay que tenerlos bajo control estricto, no dejar que crezcan más de lo debido. Cuando eso ocurre, cuando pones a todo tu aparato coercitivo (“el monopolio legítimo de la violencia”, según Weber) a disposición del sistema de inteligencia, tenemos lo que vimos en los noventas: Chantajes, manipulación, cortinas de humo, desapariciones, amedrantamiento, persecusión en todos los niveles. Muchos de quienes participaron en aquella época siguen libres. Allí vemos los audios que se filtran, los espionajes, etc. ¿Alguien acaso cree que eso va a detenerse o a investigarse en un eventual gobierno de Keiko Fujimori? Ya pues, no hay que ser oráculo para eso.

No es poca cosa la presencia de un sector de empresarios abiertamente mercantilistas. He allí José Chlimper como su representante. En los noventas (y en buena parte de la década pasada) muchos empresarios acostumbraban la negociación directa para su beneficio. Montesinos, Fujimori, Toledo, Del Castillo, Alan García. Empresarios acostumbrados al decreto hecho a su favor, sin mayor debate público. Hace poco ha vuelto a ocurrir, con los decretos a favor de los transgénicos. ¿Alguien supone que eso va a ser investigado? Demasiados intereses económicos.

Si consideras que se puede pasar por agua tibia todo lo dicho, estás en tu derecho. Pero sí me gustaría que lo dijeras en voz alta. Que te importa bastante poco, con respecto a tu pequeña tranquilidad.

Ahora, claro, el tema es Ollanta Humala y las cargas que trae consigo. Seguramente. Pero nada de lo que ha hecho o dicho, se compara siquiera un poco al nivel que hemos descrito líneas arriba. Considero que hay espacio para la oposición con Ollanta Humala. Que las instituciones pueden fortalecerse un poco. Que los medios de comunicación, con todo el poder que tienen, no le van a dejar respirar ni un solo instante. Hay dudas, por supuesto, pero ciertamente no es la maquinaria del fujimorismo, lista para actuar desde el 28 de julio.

Por eso yo voto por Ollanta Humala. Porque asumo lo que me toca.

Perútags: