Conoce al perro-robot que salva vidas humanas

La sustitución de personas por robots no es cosa de películas de ciencia ficción. La minería del siglo XXI viene demostrando la increíble aplicación de la tecnología robótica para realizar una variedad de tareas en las minas-

Este es el caso del perro-robot, un innovador proyecto de investigadores y técnicos realizado en Estados Unidos que usa tecnología avanzada y automatización para salvar vidas humanas cuando se trata de trabajos de riesgo.

Robot minero

En efecto; en la Universidad de Pennsylvania, profesionales de Exyn Technologies y Ghost Robotics, diseñaron el proyecto PLUTO (Penn Laboratory for Underground Tunnel Operations). Consiste en un robót autónomo que recorre kilómetros de túneles en todo tipo de entornos de difícil acceso.

PLUTO se asemeja a un perro-robot, es capaz de detectar abismos para detenerse, alertar del peligro y reconocer objetos como extintores. Todo gracias que mientras va avanzando va mapeando el entorno en 3D, y toda la señal la envía al equipo técnico de la superficie en una transmisión en vivo.

A diferencia de otros robots con ruedas, PLUTO tiene cuatro patas, un diseño de buena estabilidad que permite a este robot cuadrúpedo salvaguardar todo tipo de obstáculos en terrenos irregulares a gran distancia. Por ejemplo, este perro-robot puede recorrer 240 metros de manera completamente autónoma.

Minería inteligente

Si bien es cierto que en minería inteligente los robots mineros están reemplazando a los humanos, también ofrecen varios beneficios a la industria minera. Los robots no solamente salvan vidas humanas, sino que también proporcionan mayor eficiencia.

Esto significa que las empresas mineras pueden ahorrar más dinero al tener robots que funcionan las 24 horas. En este sentido, con varios los tipos de robots de minería que ayudan a lograr estos objetivos, como camiones de mineral autónomos, robots de minería en aguas profundas y en plataformas de perforación automatizadas.

También existen robots mineros que trabajan en minas de aguas profundas y con espacios reducidos ayudando a localizar minerales únicos incluso con poca visibilidad. Es el caso del robot UX-1 preparado para ingresar y navegar por estrechos pasajes inundados, como sucedió en una mina de mercurio en Idrija en el oeste de Eslovenia.

A medida que avanza la tecnología, como es el caso de los drones mineros, también se espera que estos robots tengan el potencial de extraer minerales en zonas que los humanos nunca han podido hacerlo con éxito, como en las profundidades de los océanos donde el aumento de la presión y baja visibilidad hacen que sea peligroso para explorar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *