(Salgamos un rato de los temas habituales del blog). Hay una suerte de indignación general, aunque sea exagerado decirlo, contra cierto pensamiento (que, equivocadamente, Rocío Silva le llama “pragmatismo criollo”) fuerte que ha aparecido en muchas encuestas, donde habría permisividad…

Trasládate al año 1986, donde se intentaba evitar que el transporte público se vuelva un desmadre. Y, claro, los por entonces jóvenes libertarios dicen: “es indignante que el municipio diga ‘acelera, frena, recoge, no recojas, habla así, calla, pórtate de…