El saber en la era web

Luego de un largo periodo en el que el saber se construyó sobre pilas de libros y bibliotecas, internet entró para revolucionar la educación. Pero, como toda nueva tecnología, la web no ha gozado de una bienvenida feliz. No han faltado voces que la condenen y la estigmaticen como un instrumento contra el aprendizaje, el desarrollo de la memoria y la capacidad de análisis. De acuerdo con esta perspectiva, los alumnos piensan menos y escriben peor por culpa de internet. Pero ¿realmente es así?